CONOCE EL NUEVO CIBERFRAUDE DEL “SI”

0
102

Surge en estos días un nuevo tipo de fraude cibernético llamado “Fraude del ‘Sí'”, un ingenioso esquema de estafa telefónica que se aprovecha de la tendencia común de responder con un simple “sí” al teléfono. Este fraude puede tener consecuencias graves, ya que los estafadores utilizan la grabación de esta respuesta para obtener consentimientos falsos de sus víctimas, lo que puede dar lugar a transacciones financieras no autorizadas, contratos falsificados o incluso la suplantación de identidad.

 

El proceso de la estafa se describe en varios pasos:

 

  1. Llamada inicial: Un estafador se hace pasar por un representante de una entidad legítima, como un banco o una empresa de servicios, y utiliza técnicas de ingeniería social para generar confianza en la víctima.
  2. Establecer diálogo y hacer preguntas: El estafador inicia una conversación y formula preguntas que están diseñadas para obtener respuestas afirmativas, como “¿Está usted autorizando transacciones en este momento?”.
  3. Grabación de la respuesta de “sí”: Una vez que la víctima responde afirmativamente a alguna de las preguntas, el estafador graba esta respuesta con una aplicación.
  4. Uso de la grabación de voz: Con la grabación en su poder, el estafador intenta utilizarla para llevar a cabo actividades fraudulentas en nombre de la víctima, como abrir cuentas bancarias o firmar contratos.

 

Por lo anterior se ha conseja sobre cómo reaccionar si uno sospecha que está siendo víctima de este tipo de estafa:

 

  • Colgar la llamada: Si se sospecha que la llamada es fraudulenta, se recomienda colgar inmediatamente y no proporcionar información adicional.
  • Verificar la legitimidad: Si la llamada proviene supuestamente de una entidad legítima, se aconseja buscar el número de contacto oficial de esa organización y llamar directamente para verificar la autenticidad de la llamada, evitando utilizar los datos proporcionados por el estafador.

 

Además, se advierte a las víctimas que deben estar alerta y monitorear sus cuentas bancarias y presencia en línea después de una llamada sospechosa para asegurarse de que su respuesta de “sí” no se haya utilizado en su contra.