Invertir hoy en Mérida, Yucatán: una decisión inteligente

0
151

Un panorama próspero y seguro para la comercialización de bienes raíces

La llegada de nuevas empresas, el flujo migratorio de ciudades del Sureste y los altos niveles de seguridad originaron que Mérida, Yucatán, sea la tercera ciudad del país con mayor crecimiento inmobiliario, sólo por debajo de urbes como Querétaro y la Ciudad de México.

Y es que, de acuerdo a Luca Inmobiliaria -una de las diversas empresas dedicadas a comercializar importantes proyectos habitacionales en esta ciudad- la inversión en este sector se concentra, sobre todo, en proyectos residenciales en el norte.

Para María Elena J. Gonzáles, profesional con muchos años de experiencia trabajando como asesora inmobiliaria en esta consolidada compañía, comprar una casa en Mérida resulta ahora muy atractivo. “Cada vez son más las personas que llegan a nosotros en busca de la propiedad perfecta, y Mérida reúne todos los factores necesarios para encontrarla sin mayor dificultad. –señaló. En nuestro caso, comercializamos muchas propiedades y complejos residenciales pero un caso en particular que nos ha llamado la atención ha sido el de Residencial Los Olivos, en el norte de la ciudad. La satisfacción que nos externan nuestros clientes después de conocer de primera mano las ventajas de estas casas se ha traducido en un importante éxito de ventas para nosotros.”

Y es que, detrás de toda buena labor de ventas, también se encuentra el respaldo que da la seguridad de lo bien hecho, como lo es el caso de Los Olivos –construido por Capetillo Proyectos, empresa yucateca reconocida por el vanguardismo y la alta calidad en sus proyectos habitacionales.

“Esta zona residencial ofrece, a quienes han tomado la decisión inteligente de adquirir una propiedad aquí, la tranquilidad, el confort y la exclusividad que puede respirarse en cada rincón de este bonito lugar. Eso es lo que vemos que más ha convencido a los nuevos dueños de estas casas. Sus familias están muy contentas y saben que realmente han hecho la mejor inversión de su vida.”- destacó la asesora inmobiliaria.

Los Olivos; es un desarrollo residencial único, de 81 casas ubicado en Cholul, con acabados regionales y modernos, que consta de 8 diferentes modelos de vivienda a escoger.

Por experiencia, las comercializadoras inmobiliarias en Mérida, Yucatán, saben que la tranquilidad y la comodidad es lo que más le importa a quien busca un verdadero hogar para su familia; una propiedad única situada en el mejor entorno, con accesibilidad no solo de servicios y las mejores amenidades, sino también accesible en su presupuesto para adquirirla.

LOS OJOS PUESTOS EN LA INVERSIÓN MÁS INTELIGENTE

Para la mayoría de las personas, una realidad es que -antes de adquirir una propiedad- necesitan también analizar la conveniencia de su entorno. Residencial Los Olivos no sólo son casas bonitas y bien diseñadas, es parte de una zona residencial conformada por un amplio complejo de servicios y amenidades para toda la familia como Gym, área de juegos, casa club con piscina y bar en la planta alta, además de contar con áreas verdes cuidadosamente dispuestas que ofrecen un equilibrio armónico entre la moderna arquitectura de las viviendas y la naturaleza de su entorno. Dispone también de un amplio estacionamiento público y servicio de agua potable entre otros servicios más.

“En nuestra opinión, la capital de Yucatán cuenta con muchos aspectos que la convierten en una opción inteligente de inversión, y una de esas ventajas de invertir en Mérida es que al tratarse de una ciudad en pleno crecimiento económico, las posibilidades de que la inversión de nuestros clientes genere rendimientos son muy altas. Por lo tanto, si la hicieron en Mérida, su dinero está completamente a salvo y trabajará año con año dándoles altos rendimientos; además de tener la posibilidad de mejorar su calidad de vida, de disfrutar toda la seguridad y comodidad de una zona residencial diseñada con los más altos estándares de calidad y la mayor plusvalía de la ciudad.” -afirmó de manera concluyente, María Elena Gonzáles.